Alerta del tiempo

Mazda CX-30

Mazda CX-30. Entra por la puerta ancha y arrincona a algunos competidores. 

Por: Roger Rivero

Cuando la familia crece, los padres muchas veces enfrentan el dilema de como nombrar a sus hijos. Mazda, que como otros fabricantes saca provecho de la fiebre SUV, lanzó un nuevo modelo el pasado año, que, como una cuña insertó entre su utilitario más pequeño, el CX-3, y el compacto CX-5.

¿Si queda entre el CX-3 y el CX-5 como lo nombramos? ¿CX-4 o CX-3.5? ¿Qué tal CX-3b? Imagino las discusiones en las oficinas corporativas de Mazda. Vamos a lo grande, seguro alguien sugirió, y así nació el CX-30, que, aunque lleva el numero más grande entre los CX, no es en tamaño representativo de su bautismo.

La movida ha sido bienvenida. Tanto, que en solo un año el nuevo CX-30 es el segundo modelo más vendido del fabricante, solo detrás del popular CX-5, y no es de extrañar. Este pequeño automóvil que desde Salamanca en México llega, tiene buena silueta, es lujoso en el interior, ahorra combustible y no es excesivamente caro, pero, sobre todo (y quizá lo más importante en Norte América) es un SUV crossover.

Desde afuera y por dentro

Mazda sin dudas posee una de las líneas de diseño más hermosas en la actualidad. Aunque basado en el hermano más pequeño CX-3, el CX-30 adiciona pistas y ardides para parecer más grande, pues mirando los números, no lo es tanto. El CX-30 es solo 4.7 pulgadas más largo y 1.1 pulgadas más ancho que el CX-5, pero como sus compañeros tiene mucha personalidad.

Al frente es serio y circunspecto, con una parrilla pentagonal que no sobredimensiona, pero tampoco es escasa. Las curvas laterales con ventanas cortas lo hacen parecer fornido, sobre todo cuando se exhibe con las llantas de 18 pulgadas.

Conocida es la distinción que Mazda otorga a los interiores de sus autos, y el CX-30 no es excepción. La ejecución del excelente diseño y la calidad de los materiales hacen pensar que estamos en presencia de un auto más lujoso que lo que su precio sugiere, y esa precisamente es la intención del fabricante.

Si opta por un acabado Premium del CX-30 estaría disfrutando amenidades, calidad de materiales y acabado cercanos a los que podría encontrar en un Lexus.

El acomodo está planificado para cinco personas, pero cuatro se sentirían mucho más cómodas. El asiento trasero no tiene considerable espacio para las piernas, 36.3 pulgadas en total, aunque esto es bastante característico en los SUV compactos. Algunos como el Chevrolet Trax tienen incluso menos espacio. 

En lo que respecta a la capacidad de carga, el CX-30 no es el SUV más voluminoso que puede comprar, pero si comparable con la competencia. 20.2 pies cúbicos es una cifra bastante cercana a la capacidad de un Ford Ecosport, que tiene 20.9.

Equipamiento y seguridad

En las pruebas de choques el Mazda CX-30 ha recibido calificaciones altas, mientras que el fabricante logra un balance entre las prestaciones de seguridad que ofrece de forma estándar y las que son opcionales por un precio adicional.

Mazda presenta este año tres nuevas tecnologías de asistencia a la conducción en el CX-30, pero están restringidas a la versión Premium Plus.

Hablamos de un sistema de cámara de visión envolvente de 360 ​​grados de alta definición con varias opciones de visualización, incluida una que ayuda al conductor a ver lo que está directamente frente al SUV. 

También es nuevo el Smart Brake Support Rear, un sistema que frenará el auto si es inminente una colisión trasera con otro auto, peatón u objeto. 

Por último, el Traffic Jam Assist. Es un nuevo sistema avanzado de asistencia a la conducción que funciona a velocidades de hasta 40 mph o 65 kilómetros. Combina el control de crucero adaptativo con la capacidad de parar y arrancar con una tecnología de asistencia de centrado de carril para eliminar parte del estrés de conducir en un tráfico denso. 

Una de las adiciones al 2021 CX-30 es la inclusión de Apple CarPlay y Android Auto en todos los niveles de acabado.

Mazda ha vuelto a lo básico cuando se trata del sistema de información y entretenimiento. Hay una gran pantalla de 8.8 pulgadas, pero no ofrece interacción táctil. La navegación de las distintas funciones en él se realiza utilizando un dial de diseño inteligente en la consola central o mediante el sistema de comando de voz. La navegación a través del dial es fácil y precisa. Los menús del sistema son medianamente intuitivos, y la curva de aprendizaje no será de las más simples. 

En la carretera  

Poco se le puede criticar a los autos de Mazda cuando hablamos de conducción. El fabricante sabe dotar a sus vehículos de los ingredientes esenciales para que quien este al volante de uno de ellos se sienta reconfortado, y el CX-30 no es excepción. 

Este SUV está construido sobre el mismo bastidor del sedán Mazda 3, y aunque es algo más elevado, la buena sensación de manejo no desaparece del todo. La dirección es firme y directa, pero lo suficientemente ligera como para facilitar maniobras ágiles.

El auto es silencioso y la marcha suave, aunque la suspensión deja pasar con demasiada intensidad las imperfecciones más prominentes de la carretera.  La transmisión total o AWD disponible por $1,400 adicionales es ideal para terrenos resbalosos. Allí le ayudaría el sistema Off-Road Traction Assist, que utiliza el freno individualmente en una rueda si esta está patinando para enviar potencia al otro lado, lo que ayudará a este Mazda a seguir moviéndose en condiciones resbaladizas, pero dada la limitada distancia al suelo, los neumáticos poco agresivos y el diseño general de la CX-30, no le aconsejaríamos que no se aleje mucho del asfalto.

El motor estándar del CX-30 es uno de cuatro cilindros y 2.5 litros con 186 caballos de potencia acoplado a una transmisión automática de seis velocidades. Mazda quiere mantener a este modelo competitivo, por lo que le dota este año de otra opción de motor. En uno turbo alimentado de 2.5 litros y 250 caballos de fuerza cuando es alimentado con gasolina especial o magna, o 227 con gas regular. Al elegir este motor también obtendrá la tracción total. 

El CX-30 está pensado para la ciudad, y ha sido muy bien recibido allí donde los espacios de estacionamiento pueden ser angostos, y donde el ahorro de combustible puede ser un factor determinante. En este aspecto sale con notas sobresalientes, rindiendo 25 millas por galón en la ciudad y 33 en carretera, que serían 9.41 o 7.3 litros cada 100 kilómetros respectivamente. Con la tracción total disponible estos números disminuyen levemente. 

Para escoger

El Mazda CX-30 del 2021 viene en varios modelos: Base, Select, Preferred, Premium y Turbo. Este último tiene tres categorías adicionales, Turbo, Turbo Premium y Turbo Premium Plus. Todos los modelos, excepto el Turbo, vienen con un motor más pequeño de 186 caballos. La tracción total es una opción de $ 1,400. El CX-30 2.5 Turbo tiene un motor turbo alimentado de 250 caballos de fuerza y ​​viene de serie con AWD. 

El más económico Base comienza en los $22,050, pero recomendaríamos el siguiente modelo, un Select por $ 24,050, pues agrega tapicería de cuero sintético con volante forrado en cuero, control de clima automático de doble zona, entrada sin llave de proximidad, monitoreo de punto ciego y alerta de tráfico cruzado trasero.

En el otro extremo encontramos al Mazda CX-30 Turbo Premium Plus, que en los $34,050, comienza a navegar en el terreno de algunos SUV de comparable tamaño, pero con rótulos de lujo.

En su categoría de subcompacto encontramos excelentes propuestas como el Honda HR-V, Kia Soul, MINI Cooper Countryman, Subaru Crosstreck o el Toyota C-HR.

Concluyendo

A pesar de ser un modelo nuevo, su éxito de ventas demuestra la buena recepción que ha tenido el Mazda CX-30 entre el consumidor. La combinación entre buena potencia, facilidad de conducción, lujoso interior y atractivo diseño, le van a garantizar un camino exitoso dentro de un segmento altamente competitivo. 

Mazda sigue apuntando al segmento de lujo, y si bien supera a muchos de sus competidores en este rubro, aún le queda camino por andar para llegar al talante de Lexus o BMW. Aun así, quienes puedan superar el “esnobismo” de marca encontraran en la mayoría de sus autos estándares altos de lujo y una excelente ejecución.

Roger Rivero es un periodista independiente, miembro de NAHJ, la Asociación nacional de periodistas Hispanos y de NWAPA, la Asociación de periodistas automovilísticos del noroeste. Los vehículos son proporcionados por los fabricantes como préstamo por una semana para fines de la reseña. De ninguna manera los fabricantes controlan el contenido de los comentarios.



Conèctate Con Nosotros Escucha