Alerta del tiempo

Toyota Corolla

Toyota Corolla, un hibrido asequible para las masas.

Más sobre autos en: Automotriz.TV

Por: Roger Rivero

Construido sobre la base de una excelente reputación de confiabilidad y alto valor, el vehículo más vendido de todos los tiempos estrena en el 2020 una versión hibrida, al menos en Norte América. Tratándose del primer fabricante que masificó e hizo populares a los híbridos, ya resultaba equívoco que su exitoso Corolla, no pudiera presentar opciones a los más conscientes con el medio ambiente y el bolsillo. Quizás el propio éxito del Prius no ha permitido hasta ahora que, el no menos popular Corolla ofreciera esta opción.

Si ha deseado un híbrido de Toyota, pero piensa que el Prius es demasiado feo, el Corolla, que ha sufrido una transformación completa, tiene una economía de combustible similar y un aspecto mucho más apetecible. El último Corolla, muestra cuán seria es Tayota en ganar supremacía con autos asequibles, a través de una excelente economía de combustible, seguridad y practicidad.

Desde afuera y por dentro

El Corolla nunca ha sido un automóvil diseñado con el factor “Wow” en mente. Su última versión atenúa algunos de los excesos estilísticos de la generación anterior, por lo que, si bien la parrilla aún es demasiado grande en mi opinión, el aspecto general es nítido, limpio y moderno. El Corolla híbrido es prácticamente indistinguible del sedán Corolla normal, con el emblema híbrido de acento azul, ruedas únicas de 15 pulgadas equipadas con neumáticos de baja resistencia, y persianas activas que se esconden detrás de la parrilla. Lo que realmente destaca sobre el Corolla híbrido, es que no se parece en nada al Toyota Prius, de aspecto peculiar y futurista.

La fascia delantera es más aerodinámica y menos enojada, y todo el aspecto es más liso de adelante hacia atrás. 

El Toyota Corolla híbrido tiene capacidad para cinco personas, con asientos de tapicería de tela, sin que existan otras opciones de tapizado. Tampoco podrá obtenerlos con calefacción.  Los asientos delanteros y traseros tienen una cantidad decente de espacio para un automóvil compacto, aunque los pasajeros más altos podrían sentirse un poco apretados en la parte trasera.

Los materiales del interior son sólidamente promedio para la clase: los plásticos baratos y rayados se mantienen al mínimo, y el diseño del tablero es lo suficientemente perspicaz como para disimularlo. Hay un poco de oscuridad interior que pudiera haber solventado con algún que otro acento de plástico con aspecto o color contrastante, para evitar el “anonimato” en que está sumida la cabina.

Equipamiento y seguridad

Hay un solo acabado para el Corolla híbrido, que, mirado desde la perspectiva tecnológica, es algo bueno y a la vez ladino. El sistema de información y entretenimiento incluye una pantalla táctil de 8 pulgadas y, aunque la resolución es baja, tiene buena capacidad de respuesta. Apple CarPlay está incluido, pero Android Auto no, a pesar de que otros Toyotas del año 2020 ya lo incluyen.

La navegación integrada no está disponible, y para los que como yo usamos Android, Toyota ofrece una aplicación con su propio sistema Entune. 

La seguridad es preocupación notoria en este fabricante, por lo que no es sorprendente ver la suite de ayuda al conductor Toyota Safety Sense 2.0, disponible de forma estándar. Es admirablemente robusto a este precio, ya que ofrece control de crucero adaptativo a toda velocidad, advertencia de salida de carril, asistencia de mantenimiento de carril, frenado automático de emergencia, luces altas automáticas y reconocimiento de señales de tráfico. El reconocimiento de señales funciona rápidamente, mostrando la información relevante en la pantalla del grupo de indicadores. La asistencia para mantener el carril da un toque ligero en el volante (nada parecido a la exaltación provocada en los sistemas que usa Honda) y la advertencia de cambio de carril también es sutil y poco intrusiva, solo emitiendo solo un pitido por cada línea blanca de carretera que rebasemos.

En la carretera

El Corolla híbrido puede ser un modelo completamente nuevo, pero su tren motriz está bien probado, ya que se ha levantado directamente del Prius.  “Lo mismo, pero diferente” sería una buena manera de describir los trenes de potencia con batería del Prius y Corolla Híbrido. Ambos autos funcionan con un motor de cuatro cilindros de 1.8 litros, emparejado con dos motores eléctricos que combinan 121 caballos de potencia y 105 lb / ft de torque. La principal diferencia es el material de qué están hechas las baterías. Mientras que el Corolla híbrido y el Prius AWD-e más nuevos usan celdas de hidruro de níquel (teóricamente más baratas y pesadas) el Prius normal de tracción delantera recibe nuevas baterías de litio. 

Alrededor de la ciudad, el par instantáneo del motor eléctrico hace que el Corolla híbrido se sienta razonablemente ágil (especialmente si selecciona el modo Sport, que agudiza la respuesta inicial del acelerador). Sin embargo, al acelerar con fuerza a velocidades más altas (como al rebasar otro auto en la autopista o al subir colinas empinadas) las limitaciones de los 121 caballos del auto se hacen evidentes. El motor de gasolina zumba agudamente, pero la velocidad es lenta para superar los 60 kilómetros por hora.

Si alguna sorpresa nos deparó la prueba de manejo, fue que este Toyota Corolla híbrido 2020 se siente como conducir un Corolla de gas. En años pasados, esto no hubiera sido alago, pero los tiempos han cambiado, y el compacto de Toyota ya no puede colocarse en el último lugar en cuanto a dinámica de manejo.

El Corolla híbrido obtiene un estimado de 53 mpg (millas por galón) en la ciudad y 52 mpg en la carretera, que son 4.44 litros cada 100 kilómetros o 4.52 litros en carretera. Esas son calificaciones estelares, incluso para los estándares de automóviles híbridos.

Para escoger

Toyota ofrece el Corolla híbrido en un estilo de carrocería única (sedán) y un nivel de equipamiento único, él LE, y no hay paquetes de mejoras. Con un precio solo $ 3,000 más que el sedán Corolla a gas y $ 1,200 menos que un Honda Insight equipado de manera similar, el Toyota Corolla hibrido 2020 que comienza en los $23,100 dólares, es un automóvil perfectamente práctico, y notablemente razonable para el uso en la ciudad.

Los Kia Optima y Niro, Honda Insight, Hyundai Sonata y Hyundai Ionic o el propio Toyota Prius se cuentan entre su competencia. 

Concluyendo

Sin importar con qué se lo compare, el Toyota Corolla Híbrido 2020 es capaz de brillar. Es eficiente como el que más, tiene una cantidad decente de tecnología, y su marcha es agradable y tranquila. Con un precio base bajo (es aproximadamente $ 10,000 inferior que el precio promedio de transacción de un auto nuevo en Estados Unidos) lo que hace que parezca una buena proposición desde cualquier punto de vista.

Para aquellos que desean un tren motriz híbrido sin complicaciones y a un precio asequible, el Corolla hibrido es una perspectiva ganadora. Es grato ver a Toyota inyectar competencia seria en el segmento híbrido compacto. Con las fuertes credenciales bajo el nombre Corolla, este híbrido está destinado a venderse muy bien.

Roger Rivero es un periodista independiente, miembro de NAHJ, la Asociación nacional de periodistas Hispanos y de NWAPA, la Asociación de periodistas automovilísticos del noroeste. Los vehículos son proporcionados por los fabricantes como préstamo por una semana para fines de la reseña. De ninguna manera los fabricantes controlan el contenido de los comentarios.



Connect With Us Listen To Us On